Páginas vistas en total

sábado, 25 de marzo de 2017

MIEDO EN LA UNI DE LA RECTORA BALLUERKA. IKASLE ABERTZALEAK IMPONE SU LEY.

Nekane Balluerka. Rectora UPV. (Foto Eldiario.es)
No sé como se llama la jefecilla de Prensa de la nueva rectora de la UPV, Nekane Balluerka. Valluerca es un noble nombre castellano retorcido hasta la grafía euskérika con B y con K. Supongo que imitando a su superiora, esa jefecilla de Prensa se apellidará Baldenozeda, Baldegobía o alguna otra perversión onomástica similar. Todo vale en Euskizofrenia para parecer más basko o baska. Su propio nombre, Nekane Valluerca le debió sonar discordante alguna vez a la novata rectora de la UPV. Seguro que con ese apellido no habría ganado las elecciones para dirigir la UPV, aunque con una sola candidatura como se presentó (la suya) habría ganado hasta Jesús Gil y Gil.
"NO VA A HABLAR NADIE MÁS QUE LA RECTORA"
Nekane, con vaqueros, concentrada, muy concentrada.  (Foto JMC)
Tras una concentración silenciosa que tuvo lugar el 17 de marzo a las puertas de la maltratada Facultad de Letras de Vitoria, la jefecilla de Prensa de Balluerka me dijo que allí sólo iba a hablar la rectora y punto, que "no iba a haber más declaraciones de nadie". No se dio cuenta la chavala que ex campus, en ese territorio libre de la vía pública podía hablar quien le diese la gana. ¿Qué malévola intención escondía este periodista? Muy sencillo: preguntarle a Antonio Rivera, quien fuera vicerrector del Campus de Álava entre 1997 y 2004, si él habría consentido que la chavalería radical de Ikasle Abertzaleak se hubiera cagado repetidamente dentro de las facultades llenando de mierda, petardos y cohetes las dependencias de la UPV. Estoy seguro que no lo habría consentido. Él tenía mano dura con los violentos. No tenía miedo a la gentuza que destroza el mobiliario que pagamos todos con nuestros impuestos. Antonio Rivera
A la derecha, Antonio Rivera, lejos de las "autoridades".
fue vicerrector mientras ETA aún asesinaba. Los pistoleros terroristas asesinaron incluso a Fernando Buesa y su escolta Jorge Díaz Elorza en 2000 en los aledaños de mismo campus que el propio Rivera dirigía por aquel entonces. Por supuesto que la jefecilla de Prensa de Balluerka no me impidió preguntarle lo que quise a Antonio Rivera, pero prefiero que sea él que nos diga lo que piensa en alguno de esos artículos que nos ofrece de vez en cuando para poner los puntos sobre las íes en torno a los relatos de la Historia y los cuentos chinos que nos quieren vender algunos.
23M: HUELGA EN EL CAMPUS
Seis días después, a las 7 y media de la mañana del pasado jueves 23 de marzo, me planté puntual
enfrente de esa Facultad de Letras en la que en la que a los de Ikasle Abertzaleak les dieron un aula (Ikasle Gela) que acabaron llenando de cohetes y petardos incautados recientemente por la Ertzaintza. Que tenemos
un vicerrectorado débil en Álava lo saben todos los que leen en los periódicos las repetidas fechorías de esos niñatos y niñatas. A esa temprana hora, estuve charlando con los ertzainas de los 3 coches y la furgoneta que iniciaban su despliegue por el campus. Durante la mañana vinieron muchos más efectivos de los beltzak (la Brigada Móvil antidisturbios) para controlar las ganas de montar bronca de estos revolucionarios de salón.
    Nadie está más en contra que yo de la LOMCE y la política educativa del PP en Madrid y del Gobierno Vasco en Euskizofrenia, pero cada vez que se monta una huelga en la Educación Vasca, sólo se habla de los incidentes que provocan los encapuchados de Ikasle Abertzaleak. Es una ocasión perdida de centrarse en la denuncia de la política educativa del PP y el PNV. En vez de subrayar las felonías de la derecha contra la Educación Pública, se hace balance de los incidentes registrados, destrozos causados, amenazas, identificaciones policiales y detenciones de la Ertzaintza.  
Durante toda la mañana de esta jornada, una decena de reporteros y periodistas estuvimos patrullando el campus de Álava. Poco después de las 8, llegaron medio centenar de jóvenes para formar los "piquetes informativos". En algún momento, consiguieron ser unos cien. En cuanto se juntaron los más madrugadores frente a la Facultad de Letras, decidí hacer periodismo. Me metí entre ellos con mi micrófono de TVE para preguntarles si algún portavoz querría hacernos declaraciones sobre los objetivos de la jornada de huelga. Estuve un rato charlando con los jóvenes que quisieron hablar conmigo. Seguro que esperaban que un periodista de TVE tuviera cuernos y rabo, pero no... Les expliqué que mi opinión libre está en este blog, donde escribo lo que pienso de la realidad política aunque no le guste al rey de España. Les recomendé la lectura de este post si quierían conocerme. Estuvimos haciendo bromas mientras alguno se fumaba un porro hasta que una de las cabecillas de los concentrados me aclaró que nadie iba a hacer declaraciones y se llevó a algunos de los más dialogantes a otro lado para que no hablaran conmigo.
Facultad de Letras del campus de Álava. Antes de las ocho de la mañana del día de autos. (Foto JMC)
No desaproveché la ocasión de repartir a dos de ellos mi tarjeta de visita, en la que no hay ninguna referencia a RTVE. Hace casi 20 años pedí que mi nombre figurara en las tarjetas de la corresponsalía de Vitoria para no tener que apuntar a boli el nombre cada vez que alguien me pedía nuestro teléfono o dirección. Me dijeron que para eso había que ser jefe. Desde entonces, mis tarjetas me las hago yo para difundir todo lo que hago en las redes sociales. RTVE se lo pierde...
TELEVISIÓN MANIPULACIÓN
Al repasar los 10 minutos de imágenes que mi compañero reportero hizo durante toda la mañana del día de huelga, vi que el lema más coreado por los piketeros mientras intentaban entrar en las facultades era "Televisión Manipulación". Claro que RTVE manipula... Y no saben cómo me avergüenzo de ello... Tanto que llevo años sin ver nuestros informativos. Prefiero los de la Sexta o Antena 3. No te roban noticias-clave que perjudican al PP. En alguno de los momentos que nos cruzamos mis recientes amiguetes de Ikasle Abertzleak y yo, me dijeron en tono gracioso: "No digas mentiras" y les respondí que no sé hacerlo, lo que les divirtió mucho. También me dijeron que cuidadito con la cámara mientras les sacaba y les pude explicar que en la vía pública puedo hacer las fotos que quiera, que sólo hace falta que ellos escondan la cara o se la cubran con la capucha. Al final, el estrecho seguimiento de las cámaras de la prensa alavesa detrás de los piketeros de Ikasle Abertzaleak logró que no hubiera ni un solo acto de vandalismo en el exterior del campus de Álava. Les sometimos a un estrecho marcaje durante 4 horas. Las únicas pintadas las hicieron en la Escuela de Magisterio, el único centro donde pudieron entrar. Los demás estaban chapados, cerrados a cal y canto. Miedo... En el campus de Álava sigue habiendo miedo. No ha cambiado tanto la situación desde que yo estudié en Leioa. Y Nekane Balluerka no sabe lo que dice. La rectora de la UPV llegó a afirmar el 17 de marzo en la concentración de repulsa contra los actos violentos que aquel no era un problema de la Universidad sino un problema de la sociedad. Su ventanilla se ha cerrado. Esta funcionaria perfecta echó balones fuera. Su negociado no tiene la culpa de nada. Si sigue así, se jubilará como rectora y hará historia en la Universidad Vasca. Primera mujer rectora en Euskadi y la más vieja en el cargo, ¿por qué no? Zorionak, Nekane.

2 comentarios:

Belén dijo...

Yo salí de allí amenazada por el entorno de ETA (terroristas que ya habían cumplido condena, familiares y amigos) tras muchos años sin poder ejercer la docencia. Salí a concurso público en 1990 y pese a presentar el proyecto tuve que inhibirme porque se me echaron encima. He sido doblemente amenazada. Cuando en 2008 reclamé mis trabajos y preparaba el examen de oposición al cuerpo de maestros F.P. Educación Infantil (mis trabajos están homologados por los R.D. 1333 y 1335 y se imparten en la actualidad), me expedientaron. Se llevaron a mi hija a un orfanato de Alicante y pidieron con ayuda de parientes directos residentes en el país vasco mi incapacitación civil total contra pruebas y evidencia. Me salvó Médicos Sin Fronteras. Me contrataron para su campaña en Zaragoza y pude demostrar que era todo falso. Continúan sin reconocerme la autoría y he tenido que elevar mi caso fuera del Estado tras agotar las vías judiciales.

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Tienes suerte, Belén, ya que puedes contarlo. Quien no ha sido amenazado por sus ideas en Euskizofrenia es porque compartía la ortodoxia del Pensamiento Nacionalista Único o callaba su disidencia. Algún día publicaré con pelos y señales las circunstancias que rodearon mi amenaza. Suerte con tu causa.