Páginas vistas en total

viernes, 24 de abril de 2015

¿A QUIÉN NO PUEDO VOTAR? CAPÍTULO 2: TXARLI, SU TXURRI Y LA CAJA B DEL PSE.

Txarli Prieto, el Gran Tahúr. 
 Los socialistas alaveses tienen mala suerte. El PSOE cumple 136 años el 2 de Mayo. En la rifa de líderes de pacotilla, a Álava les ha tocado el peor de la historia. Txarli Prieto lleva las riendas de un partido que cabalga desbocado derecho al precipicio. El Capo del socialismo alavés encargó en 2010 y 2011 obras por valor de 71.484 euros a una empresa suya (Escoiba) para realizar reformas en varias sedes del PSE. Los militantes del sector crítico, que llegaron a obtener el 40 por ciento de apoyos en el último congreso, llevan años reclamando información sobre las cuentas del partido y las obras en las sedes. Todo el mundo sabía que Txarli se lo llevaba calentito. Ahora se ha confirmado y el Gran Prieto ha salido del aprieto diciendo que lo hizo "por razones de seguridad", porque "no parecía muy razonable que sedes expuestas a la acción del terrorismo alegremente contrataran con quien no tuvieran confianza". Así escupe Txarli en la memoria de 827 asesinados por ETA.
LA CAJA B DEL PSE DE ÁLAVA
Lo más bochornoso es que cuando Escoiba pasaba sus facturas al PSE no necesitaba especificar qué tipo
Candidatos a pique: la "Txurri" y Peio López de Munain.  
de obras hacía. ¿En qué se gastaba ese dinero supuestamente destinado a blindar las sedes socialistas de Álava? Txarli Prieto se lo tendrá que contar a Juan Calparsoro, Fiscal Superior del País Vasco. A sus afiliados nunca les dio explicaciones. Y cuando no brilla la verdad de una auditoría de cuentas, surgen las especulaciones. Fuentes del sector crítico del PSE de Álava sostienen que los miles de euros no gastados en las reformas de sedes iba a engrosar la Caja B del partido, un dinero negro con el que pagar, por ejemplo, cientos de "afiliaciones fantasmas" y sueldos bajo cuerda para "amiguetes y familiares de mis amiguetes". Txarli Prieto logró mantenerse al frente del PSE de Álava durante casi una década gracias a las trampas y argucias empleadas para ganar Congresos. Desde el control interno del aparato del partido, el Gran Tahúr repartía cargos públicos entre los afines y era capaz de sacarse de la chistera decenas de nuevos afiliados de última hora para derrotar al sector rebelde. Incluso trataba de chantajear a los empleados de la Fundación Fernando Buesa o a los trabajadores del partido. Conmigo tendrás empleo, contra mí no... Por cierto, ¿será casualidad que Txarli Prieto y su "heredera" y pareja sentimental Cristina González sigan sin cumplir la orden del PSE de publicar su declaración de bienes?
¿QUIÉN PAGA LAS CUOTAS DE LOS ¿AFILIADOS FANTASMA"?
Antes de los dos últimos congresos, el PSE de Álava tenía 500 militantes. En plena crisis provocada por la designación de Cristina González, la pareja sentimental de Txarli Prieto, como candidata a la secretaría general, Prieto logró 200 nuevas afiliaciones. A toque de corneta, guardaespaldas, peluqueras o familiares de los oficialistas engrosaron las filas del Socialismo Alavés. ¿Quién paga sus cuotas? Desde el sector crítico no tienen ninguna duda: se pagan con la Caja B de Txarli. Si no es así, nadie entiende cómo es posible que ese aumento de afiliación no se haya visto correspondido con un incremento en el número de candidaturas que presenta el PSE a las próximas elecciones. Cuando ETA asesinaba, hubo listas para todos los municipios alaveses: 51 listas en 51 ayuntamientos. Hoy, sólo han sido capaces de presentar 41. Los nuevos afiliados sólo han sido "contratados para votar" en los Pucherazos que organiza Txarli en sus votaciones en sus primarias.
"LE SACAMOS A HOSTIAS DEL DESPACHO DE CC.OO."
David Guadilla publicó hace poco en "El Correo" una perfecta semblanza de Txarli Prieto titulada "La historia de un Número Uno". El líder en la sombra del socialismo alavés ha nacido para mandar. Tiene 58 años. Sin haber cumplido 30 ya era secretario general de CCOO y del PCE en Álava. Hechizado por Santiago Carrillo, acabó en el PTE (Partido de los Trabajadores de España). Desembarcó en el PSOE en 1991 y ya consiguió sentarse en las Juntas Generales de Álava. Toda una vida con el culo caliente de poltrona en poltrona. Lo malo es que no sabe despegar el trasero de los sillones del poder. Sus viejos compañeros en CCOO aún recuerdan lo que les costó sacarle del despacho de la secretaría general cuando perdió el congreso. Decía que no aceptaba el resultado. "Tuvimos que sacarle a la navarra, es decir, a hostias, con una empresa de seguridad incluida". Desde entonces, Txarli no ha vuelto a perder ningún congreso...
136 AÑOS DE HONRADEZ. 10 AÑOS DE VERGÜENZA.
Euskizofrenia ha aireado una a una las vergüenzas del socialismo alavés en los últimos años... Antes de votarles, infórmate...
Febrero de 2013. LOS 22 ÁNGELES DE TXARLI. Prieto vence en su congreso a Alonso.
Marzo de 2014. TXARLIBODA, CAP. 1. Javier Rojo, el Tío Vivo Socialista
Marzo de 2014. TXARLIBODA. CAP. 2. El Clan de los Txarlines 
Marzo de 2014. TXARLIBODA. CAP. 3. La mano negra de Prieto en las Fundaciones Socialistas.
Julio de 2014. LA ALTERNATIVA A TXARLI SE LLAMA IVÁN RUIZ DE EGUÍLAZ. 
Setiembre de 2014. ¿Pucherazo? Trapos sucios a ventilar en un debate entre Iván y Cristina González
Setiembre de 2014. TXARLI PRIETO Y CRISTINA GONZÁLEZ: LA EXTRAÑA PAREJA. 
Setiembre de 2014. VICTORIA DE TXARLI Y CRISTINA. Tanto montan, montan tanto.

sábado, 18 de abril de 2015

¿A QUIEN NO PUEDO VOTAR? CAPÍTULO 1: EL PARTIDO POPULAR

¿Y cuándo los pulgares bajen?
7.000 zapatos contra el racismo
Dentro de 35 días seré soberano frente a una urna. Tengo que decidir en quién confío. De momento, sólo tengo claro a quién no votar. El PP me ha demostrado su destreza para fomentar el robo entre sus  dirigentes (Rato, Bárcenas, Matas, Gürtel, Montoro, Camps...) y su capacidad para privatizar servicios esenciales como la Sanidad o la Educación. Pero yo vivo en Vitoria, una ciudad que desde los años 80 se convirtió en ejemplo de solidaridad: fuimos los primeros en implantar en España un salario social para combatir la pobreza y la desigualdad, llegamos a destinar el 1 por ciento del presupuesto municipal a la cooperación con el Tercer Mundo, nuestro registro municipal de parejas de hecho (también para homosexuales) también fue pionero... Y en éstas llegó Javier Maroto y mandó parar... En julio de 2014, el alcalde de la ciudad quiso arañar un puñado de votos para aferrarse a la poltrona. En su punto de mira puso a los magrebíes. Les acusó de no querer trabajar. Llegó a decir que la mayoría de los marroquíes y argelinos afincados en Vitoria cometían fraude al cobrar la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). En la capital de Euskadi llevamos 9 meses con la
"El Príncipe y el Pueblo", performance de Irantzu Lekue
misma monserga que pretende ocultar las grandes bolsas de corrupción del PP y el FRAUDE (así, con mayúsculas) que cometen los grandes especuladores, banqueros y empresarios... En ocasiones con el amparo de unos legisladores que fomentan la desigualdad permitiendo que las rentas del capital paguen mucho menos que las del trabajo. De cada 100 euros defraudados a Hacienda, 25 euros nos los roban de la caja común los que visten chaqueta y corbata. Tan sólo 30 céntimos corresponden a cobros irregulares de la RGI. Curiosamente, el PP fue corresponsable de los agujeros legales que permiten algunos de esos cobros irregulares. Entre 2009 y 2012 apoyó al Gobierno Vasco del socialista Patxi López al que forzó a endurecer las condiciones de acceso a esas ayudas sociales. Elevó, por ejemplo, de uno a tres años el requisito de empadronamiento.
      Este fin de semana he sentido que mi ciudad no ha cambiado, pese a la "Cruzada contra el Moro" emprendida por Javier Maroto y el PP. Maroto es un pluriempleado de la política cuyo trasero ocupa la poltrona más grande del ayuntamiento y un escaño en el Parlamento Vasco. Harto de que sus 10 diputados
27 candidatos del PP que quieren RECONQUISTAR el Ayto. 
no lograsen convencer a los 65 parlamentarios del PNV, PSE, EH-Bildu y UPyD para que se sumasen a su cruzada racista reformando la RGI, Maroto descubrió que también era ciudadano y como tal impulsó desde el Partido Popular y el Ayuntamiento una campaña a la que bautizó "Ayudas + justas". Reunió 41.208 firmas para promover una Iniciativa Legislativa Popular condenada al fracaso.  En Euskadi hay otros 2.147.777 ciudadanos que no firmamos su panfleto xenófobo. Maroto y el PP tienen que aprender a negociar y a ser minoría. Esas 41.208 no me representan, pero sí lo hacen los 7.000 zapatos que inundaron el centro de Vitoria mientras el alcalde y sus mariachis hinchaban pecho dentro del Parlamento con sus firmas. La Plataforma Ciudadana Gora Gasteiz apoyó una iniciativa de la artista Irantzu Lekue. Su instalación "El Príncipe y el Pueblo" sembró de zapatos, botas, babuchas o sandalias las Plazas de la Vírgen Blanca y la del ayuntamiento. Una flecha formada por calzado negro se convirtió en señal de acusación contra un alcalde y un partido que quieren fomentar el racismo entre sus ciudadanos. Como dice el Manifiesto Artístico #6000zpt, "los zapatos son un símbolo de la persona que los usó, los desgastó, que libró con ellos una y mil batallas. En las guerras, en las fosas comunes, los zapatos impresionan. Cuando se rompe la cohesión social, cuando se fractura el valor más sagrado de la sociedad en aras de mayores cotas de poder, miles de zapatos pueden caer abandonados y acabar en trincheras, fosas o ríos." !GORA GASTEIZ!
Vitoria dijo no al Racismo con 7.000 zapatos que después fueron donados por los promotores de esta instalación.