Páginas vistas en total

viernes, 14 de marzo de 2014

LA TXARLIBODA. (CAPÍTULO PRIMERO). JAVIER ROJO, EL TIOVIVO SOCIALISTA ALAVÉS

Javier, il Capo di Rojo. "Nasíos pa mandar".
Javier Rojo, expresidente del Senado y Reina Madre de los socialistas alaveses, va pregonando por ahí la Teoría del Tiovivo. Rojo asegura que lo importante es estar subido en él. “Unas veces –afirma- te toca ir montado en el cerdito, otras en la moto o en el caballito. Lo malo es cuando el tiovivo empieza a girar y tú te quedas abajo. Entonces estás perdido.”
      A Rojo le recuerdan muchos vitorianos como “el que hacía las fotocopias en Fournier”. En política lo ha sido todo gracias al PSOE. El blog "Arabatik" recordaba hace 4 años algunos datos de su biografía: “Javier Rojo García es maestro industrial, aunque haya sido nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Piura en Perú. Esperó prudentemente a que muriera Franco para afiliarse a UGT en 1976. Un año después ya era miembro del PSOE y empezó su carrera política como concejal, juntero, parlamentario y senador” 
Natalia. 2ª y 3ª generación.
    Hoy día, Rojo está prejubilado de la política, pero en su partido dinástico en el que se heredan cargos y privilegios ha dejado una semilla fértil: su hija Natalia va en el coche de bomberos del tiovivo y puede
divertirse más que nadie tocando la campana. En 2003, los amigos de su padre la colocaron en el Ayuntamiento de Vitoria como concejal. En 2005 aterrizó en el Parlamento Vasco. Pronto empezó a dar ruedas de prensa sobre Medio Ambiente aunque de eso no tenía ni idea. El ahora defenestrado socialista rebelde Óscar Rodríguez Vaz la acompañó en una comparecencia ante los periodistas en la que Natalia Rojo recitó el texto que le prepararon y no supo responder a ninguna de las tres preguntas que se le formularon sobre la Directiva Europea del Agua. Lo bueno que tienen los hijos de los amos de los tiovivos de los partidos es que siempre tienen tiempo de aprender el oficio. Natalia ha nacido para ocupar una poltrona. Ahí seguirá toda su vida. ¿O no?
Gregorio: pescatero, dantzari y mandamás.
      El resto de la familia Rojo también ha nacido para mandar. Victoria Soledad Solana Beneítez, la esposa de Javier Rojo y madre de Natalia sacó en 1983 una oposición como funcionaria auxiliar del Parlamento Vasco. El hermano de Javier Rojo, Gregorio, abandonó su pescadería para dedicarse a las altas finanzas. Su baja estatura no le ha impedido llegar a las cumbres del poder económico: ha sido presidente de Caja Vital y de la Cámara de Comercio de Álava y también ha sido vicepresidente de la patronal vasca CONFEBASK.  Sólo en una ocasión se me concedió el privilegio de entrevistarle como presidente de Caja Vital para dar cuenta de un balance económico anual. No supo darme ni una sola cifra. Sólo palabras huecas. Poca merluza y mucho chicharro. Así es Gregorio Rojo.
Patricia "la malagueña"
      ¿Y Patricia? ¿Qué fue de Patricia Blanca Rojo Solana? La otra hija de Javier Rojo prefirió hacerse malagueña aprovechando que la familia tiene una casa en Estepona. Su apellido la catapultó a convertirse en Directora de Urbanismo de ese municipio. Acabó implicada en los chanchullos del alcalde socialista Antonio Barrientos y fue imputada por corrupción. Le grabaron una conversación telefónica en la que se mostraba a favor de dilatar la concesión de un permiso para inaugurar un centro de El Corte Inglés en Estepona. ¿Por qué motivos iba a querer una directora municipal de Urbanismo retrasar la apertura de un establecimiento comercial? Seguro que era una estricta aplicación del Código de Honor del Clan de los Rojo... "Al que no toca el claxon de mi coche de bomberos no le encendemos la luz verde".
      Próximamente, SEGUNDO CAPÍTULO DE LA TXARLIBODA.
      En Euskizofrenia. Lecturas recomendadas: Así asesinó Txarli Prieto la democracia interna de los socialistas alaveses hace un año. SÍ. PINCHA AQUÍ.




1 comentario:

Unknown dijo...

El Opus Dei tiene dos universidades. La de Piura es la otra.