Páginas vistas en total

martes, 22 de julio de 2008

CINTURA POLÍTICA Y LUMBALGIA VASCA


Memorables días estos. El 20 de julio, domingo, ETA pone 4 bombas en Cantabria. 2 en Laredo y 2 en Noja. No les pagan dietas a estos terroristas. Apenas se gastan en gasolina la paga del domingo para atentar. El lunes, 21 de julio, el ministro de Interior Rubalcaba, advierte: "cada vez tardamos menos en detener etarras tras la comisión de un delito". Ese mismo lunes, el presidente de la mitad de los vascos recibe en Lehendakaritza a bailarines de distintos países que van a intervenir en el Festival de Folklore de Portugalete. No faltan los canapés de morcilla. Markuartu acaba diciendo que esa violencia no nos representa, que somos un pueblo pacífico, pero que tenemos derecho a levantar la mano en el contexto mundial para que se sepa que hay una lengua milenaria y un pueblo vasco. Y todo eso... Se le olvida solidarizarse con los asustados y con algún herido leve. Pecata minuta. Juanjo tenía prisa por acabar el acto e irse a comer unos canapiés de pies junto a sus exóticos invitados. Yo perdí una apuesta arriesgada: !Una cerveza a que acaba diciendo que el Pueblo Vasco lleva 7.000 años bailando! No lo dijo, pero a cambio tuvo que contemplar antes del poteo con pincheo cómo bailan los nativos de Benin. Gracias a ellos tuvo que exhibir su patético inglés. Sigue diciendo "/KULTUR/". Los de Benin sacaron sus cubos de agua para refrescar no sé qué, pusieron la percusión delante de Ibarretxe y empezaron a bailar. Primero un mozo exhibió su contorsión de espalda. Después, una recia mujer de poderosas caderas y columna vertebral eléctrica. Al final del acto aproveché para hablar con Stan e invitarle a tomar algo en mi pueblo cuando vayan a bailar allí tras su paso por Portu. Toda una lección de los ciudadanos de Benin. Ellos sí que tienen cintura política y no el Lehendakari, atrofiado en las mismas ideas que tenía cuando ocupó el cargo, esas mismas ideas que nos han hecho retroceder 20 años en la gestión del diálogo político para acabar con el crimen organizado en el País Vasco.

miércoles, 16 de julio de 2008

CANAPÉ DE MORCILLA


Los periodistas que cubren la información de Lehendakaritza están siempre a la caza de un canapé de morcilla. El presidente de todos los vascos nacionalistas habla parabólicamente o con burdas manipulaciones. En su parábola del día 14 de Julio ante vascos de uno y otro lado de la Muga citó a Gandhi, "puertas que sirven para abrirse y para cerrarse", etc... Fue su canapé de morcilla de aquel día.
El día 15 de Julio sí que tuvimos un pincho bien grande para comernos todos. Era una base de harina y pasas sobre la que colocó un trozo de chorizo deconstruido y liofilizado que parecía paté, todo ello cubierto por un pimiento morrón lleno de medias verdades, manipulaciones, tergiversaciones y llamamientos de auxilio. "Yo no estoy loco ni soy un perverso", dijo. Le hizo un gran regate a la verdad al referirse a sus preguntas tontas para un referéndum soberanista: "Son un derecho humano". ETA ha dejado su reguero de sangre hace poco en esta tierra y al presidente de todos los vascos que son nacionalistas sólo le importa SU DERECHO HUMANO A QUE LE DEN LA RAZÓN.

¿POR QUÉ AFIRMAMOS QUE EL LEHENDAKARI MANIPULA Y TERGIVERSA LA VERDAD?

El lehendakari, en su discurso de presentación ante el Parlamento Vasco del Proyecto de Ley de Consulta, dijo textualmente: “En el siglo XXI los ciudadanos esperan ser consultados habitualmente con el objetivo de atenuar los efectos de una representación imperfecta de las instituciones… La participación directa de los ciudadanos reviste diversas formas. Si se trata de estimular la participación de los que tienen un interés directo y concreto en una cuestión determinada, la consulta ciudadana es una fórmula ideal”.

Tras leer esto que, en su discurso aparece entrecomillado, dice que no son palabras suyas, sino de un texto del Comité de Ministros del Consejo de Europa. Pues bien, con ello, el Lehendakari ocultaba información que es bastante interesante. En primer lugar, el texto entrecomillado está manipulado, pues lo que dice el texto al que se refiere el lehendakari es, literalmente, "La participación directa reviste diversas formas. Reconocer la oportunidad de ampliar la democracia directa en el nivel local deja abierta la cuestión de la forma que hay que darle. Si se trata de estimular la participación de los que tiene un interés directo y concreto en cuestión determinada, las formas clásicas del referéndum y de la consulta electoral de los ciudadanos son ideales. Las iniciativas del usuario previstas en el marco de la “nueva gestión” permiten ese mismo tipo de diálogo con los ciudadanos. Si se busca hacer participar a los que tradicionalmente están excluidos o desarrollar un debate público más decisivo y reflexivo, otras formas de participación presentan más ventajas. Lo esencial es escoger el mecanismo de participación adaptado al objetivo o a la perspectiva escogida".

Como puede darse uno cuenta fácilmente, el texto se refiere al ámbito local y es que, aunque el lehendakari lo oculte, esta reflexión proviene de un texto denominado “LA PARTICIPACIÓN DE LOS CIUDADANOS EN LA VIDA PÚBLICA LOCAL” y que, por cierto, recoge recomendaciones que el Gobierno de España ya está llevando a cabo.

Pues bien, este texto en el que se basa el Lehendakari, está dentro de un título que se denomina "IV. Instrumentos y técnicas de mejora de la participación de los ciudadanos en la vida pública en el nivel local" que es bastante interesante. Y lo es, porque, entre otras cosas, sitúa perfectamente cuál es la cuestión que este documento pretende resolver, al enunciar que "La cuestión estratégica de los ciudadanos es la de saber cómo organizar la participación directa de forma que se mejore la toma de decisiones y la prestación de servicios locales, en vez de disminuir su calidad. Los medios de los que se dispone hoy en día permiten a los ciudadanos pronunciarse sobre varias cuestiones todos los días de la semana."